Intento de desmonte escultural Abel Leal fue inconsulto: Alcaldía

Gregorio Salgado Mendoza, gestor de los Juegos Nacionales Comunales
febrero 23, 2022
Bolívar consigue un tercer lugar histórico en los Juegos Comunales.
febrero 24, 2022

La acción de desmonte de la escultura de Abel Leal por el maestro Oscar Noriega fue inconsulto a la Alcaldía: Luis Enrique Roa Merchán.

El intento de desmonte de la escultura del beisbolista Abel Leal, realizado en la mañana de este miércoles por el escultor Oscar Noriega, fue inconsulto y atentatorio contra los intereses del Distrito, afirmó el Secretario General de la Alcaldía Mayor, Luis Enrique Roa Merchán.

El funcionario, quien solicitó la intervención de la Policía Metropolitana para detener la arbitraria acción que ejecutaban operarios contratados por el escultor, explicó que el Distrito por intermedio de la Secretaría de Infraestructura liderada por Luis Alberto Villadiego Cárcamo, adelanta un requerimiento formal al contratista responsable de la construcción de la escultura y la aplicación de la póliza de seguros que aún la ampara, tras verificarse que ésta podría eventualmente no cumplir con las especificaciones técnicas que en su momento contrató la administración.

Conforme a lo contemplado en el contrato de obra No. 018 de 2019, suscrito entre el Distrito de Cartagena y la firma Terrapin S.A.S. en el que la Secretaría de Infraestructura ejerció la supervisión, las especificaciones técnicas indicaban: “construcción de la escultura del monumento Abel Leal, incluye adecuación de zona para el pedestal con ornamentación y otros, suministro e instalación de escultura elaborada en resinas de carbono, poliéster y fibras naturales con platina de bronce y cobre. Altura aproximada 1.9 a 2.0 mts».

No obstante, a partir de una ficha técnica del monumento elaborada en diciembre pasado por el instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena IPCC, la Alcaldía infiere que éste “no cumple con las especificaciones contratadas”, por lo que procedió a requerir al contratista su efectivo cumplimiento, independientemente de las acciones de vandalismo de que haya sido objeto.

“La Alcaldía está en el deber de cumplir los conductos regulares para garantizar la eficiencia y transparencia en la inversión de los recursos públicos, teniendo en cuenta que la referida escultura costó a los cartageneros un total de $280 millones.  El intento de desmonte no autorizado podría interferir en el proceso de reclamación del Distrito y causar daños adicionales al entorno, lo que debió haber sido previsto por sus responsables”, explicó el Secretario General del Distrito.

Roa Merchán sostuvo que la Administración Distrital escucha y comprende las voces de diferentes sectores que piden celeridad en la restauración del monumento al insigne pelotero, pero que no puede saltarse los conductos legales, y tampoco puede permitir que particulares, se abroguen por las vías de hecho decisiones que no les corresponden.