“Nacionales de Washington es mi mejor película”

Real Cartagena prueba variantes para el partido ante Fortaleza
marzo 7, 2019
Una victoria de lujo y para todas las mujeres
marzo 11, 2019
Ver todo

El colombo venezolano Adrían Sánchez acumula 994 juegos entre las novenas de las menores y 62 en grandes ligas del Team de la capital de USA , logrando ganarse el cariño y respeto de su organización.

Por Hegel Ortega Madero (Enviado especial Spring Training – Florida).- El colombo venezolano Adrían Sánchez acumula 994 juegos entre las novenas de las menores y 62 en grandes ligas del Team de la capital de USA , logrando ganarse el cariño y respeto de su organización.

 

Lo conocen desde el portero de las oficinas hasta el máximo jerarca, al punto que de forma segura y melancólico afirma que los nacionales de Washington ha sido su mejor película, pues cada instante desde su llegada a debutar en 2017 ha estado marcado por una serie de guiones donde su papel protagónico está ligado a la disciplina, carácter y perseverancia que lo han llevado a vivir agradecido con Dios y el béisbol que le ha dado la dicha de cambiar en todos los aspectos de su vida.

Para esta temporada se muestra muy optimista, aunque hace algunos días tuvo un slump debido a una fuerte molestia en sus cordales, las cuales tuvieron que ser extraídas, cuando tuvo turno no estuvo fino con el bate; pero en grandes ligas no se puede dar ventajas y mucho menos en la pre temporada primaveral, donde los equipos tienen roster de 40 con peloteros consolidados y fijos que pesan lo que valen con sus números y jugosos contratos logrando ser indestronables.

 

Adrian llega a su cuarta invitación a campos de entrenamiento. El año pasado fue tenido en cuenta en varias ocasiones demostrando que tiene suficientes argumentos para ser un Grandes Ligas permanente.

 

En este Spring Training se ha desempeñado en todas las posiciones del campo interior, incluso la primera base, posición donde nunca había actuado. Esto no es fácil y hay que reinventarse para no apagar la ilusión de todos los peloteros del mundo.

 

Adrian Sánchez está radicado hace varios años en Colombia. Es de padre santandereano y de madre zuliana, eso lo hace sentir un amor especial por sus dos patrias, pero sobre todo por su cuna de nacimiento su Venezuela del alma, por la cual sufre y ora mucho para que sus familiares y amigos residentes salgan del dócil trance por el que atraviesan en medio del fuego ideológico de la geopolítica en la que se encuentra su amada patria.

 

Adrian es puro corazón, ama la pelota y está dispuesto a no rendirse y dejar todo en el terreno de juego. Él sabe que cada día es un desafío y que solo los hombres con fuego en el alma y un espíritu gigante logran acariciar la otra mitad de la gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *